viernes, 7 de octubre de 2016

RESEÑA: La voz - Arnaldur Indridason

Seguimos en el Callejón con las historias del escritor islandés, Arnaldur Indridason. Si ya nos había dejado con el corazón encogido en "La mujer de verde", llega el momento de conocer la historia de "La voz", una novela que nos dejará sin palabras... y sin aliento...



LA VOZ, de ARNALDUR INDRIDASON
RBA LIBROS
Nº de páginas: 336 págs.
Lengua: ESPAÑOL
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788498676990
Año edicón: 2010
Plaza de edición: BARCELONA

SINOPSIS

Gulli, el viejo portero de uno de los más conocidos hoteles de Reykjavik, aparece desnudo y acuchillado hasta morir en su miserable habitación en el sótano. Pero Gulli es mucho más que un simple portero que se disfrazaba de Papa Noel todas las navidades, es un completo misterio. Veinte años en el hotel y nadie le conoce realmente. Erlendur Sveinsson decide alojarse en el mismo hotel en busca del asesino, que, también de eso cree estar convencido, aún debe permanecer muy cerca, pese a que las vacaciones de Navidad están ya encima y el hotel completo. Mientras que al director tan sólo le importa que el asesinato permanezca oculto y su reputación intacta. Erlendur, sin embargo, recibe la visita de su hija, que de nuevo se adentra entre las brumas de la droga y el alcohol, dejando al inspector al borde de la desesperación y la impotencia.

CRÍTICA

Impactada me he quedado tras leer el libro y constatar, una vez más, que la sociedad nórdica hace honor al clima que suelen tener. 

¿Cómo es posible que se esté veinte años trabajando codo a codo con un compañero y que de él sólo se sepa su nombre y nada más?. Esta pregunta es lo primero que te viene a la cabeza cuando empieza transcurrir la historia que nos ofrece Indridason en "La voz".

Indridason siempre comienza los libros con un suceso impactante. En esta ocasión, se trata de un asesinato perpetrado en un hotel céntrico en plena temporada alta. El asesinato es cruento, duro y frío, y aunque al principio no se le ve la lógica de que muera un personaje que parece de lo más insípido, con el paso de los capítulos el escritor empieza a demostrarnos que las cosas no son lo que parecen, que todos los personajes tienen una historia detrás de lo más jugosa y que la trama te va a hacer pensar. Y es lo que se hace, pensar durante todo el libro quién es el asesino y sobretodo, por qué lo ha hecho, qué ha movido al asesino a acabar con la vida de un hombre que parecía una sombra, un hombre del que nadie sabía nada, del que nadie tenía interés por conocer, un hombre perdido en el silencio de su pasado...

Lo que más me gusta de este escritor, al que ya cuento entre mis favoritos, es su facilidad para contar dos o tres historias paralelas a la vez; por un lado la investigación del asesinato, por otro lado el pasado de la víctima (pasado que, todo hay que decirlo, es sorprendente), y por un tercer lado, la vida personal de Erlendur, el policía protagonista de todas sus novelas. Para mí, Erlendur es lo mejor que ha salido de la novela negra nórdica desde Wallander, uno de sus más dignos sucesores. Una vida personal destrozada, vacía y fría, contada de tal modo, que le coges cariño aunque sus modales no sean del todo respetuosos.

Para finalizar, y ya que no quiero desvelar nada de un libro que sorprende con cada página que se pasa, decir que la trama está muy, pero que muy bien llevada, que su final es inimaginable, ni haciendo una quiniela se acierta, y el por qué de todo, en fin... hay que leer el libro.

RESEÑA REALIZADA POR SKADHI