jueves, 13 de octubre de 2016

RESEÑA: Las raíces del mal - Roberto Constantini

¡Buenos días!

Ya estamos de nuevo paseando por el Callejón de las Historias para contaros dos nuevas historias que hemos encontrado entre las páginas de los libros...

La primera de ellas nos lleva a la novela policíaca, al thriller en estado puro del que deja sin respiración hasta el final, para conocer el origen de "Las raíces del mal"...

Una historia perfecta para los amantes de la buena novela negra...



LAS RAICES DEL MAL, de ROBERTO COSTANTINI
GRIJALBO
Nº de páginas: 640 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788425351310

SINOPSIS

La amistad, los sueños, los ideales, la rebeldía, la impetuosidad, el amor, dos muertes y la transformación del mundo que conocía marcarán la infancia y adolescencia de Michele Balistreri, un chico italiano nacido en Libia. Años después, siendo un joven comisario en Roma, un caso le obligará a reabrir un pasado que quiso olvidar, porque allí están las raíces del mal.


CRÍTICA

La historia comienza en la Libia pre-Gadafi en la que un grupo de niños juegan sin darle importancia a su origen o posición social de sus familias. Dichos críos nos servirán de espectadores ante las conspiraciones políticas de los adultos, así como de testigos de la aparición de los cadáver de una madre y de su hija en una fosa de estiércol.

Poco a poco esos niños irán creciendo y descubriendo que el mundo es mucho más cruel de lo que esperaban... todo comienza con la paliza que le propinan a un profesor/cura que abusa de uno de los amigos, y continuará con la decisión de tratar de ir a la guerra contra Israel, pero lo que de verdad marcará a los protagonistas será el asesinato de Nadia, la hermana de uno de ellos y amiga de todos.

A partir de entonces nada será igual para ellos, ninguno de los cuatro amigos (Michele, Ahmed, Nico y Karim) verá la vida de la misma forma ni lo afrontará igual. Michele, voz y protagonista principal de la novela, tratará de encontrar al culpable del asesinato y comenzará una investigación que se cerrará al final de la novela (no voy a decir cómo, ni quién ni porqué... sería fastidiar el final).

Ahmed se cerrará aun más en sus odios y se volverá aún más psicópata tanto en sus palabras como en sus actos, lo que todas las sospechas iniciales se centraran en él.

Nico, que ya era un bala perdida antes del asesinato, se desahogará en prostíbulos y alcohol.

Karim, hermano de Nadia, se radicalizará en sus ideas y acabará en grupos islámicos extremistas.

Conforme va pasando el tiempo el destino de los amigos se separará debido a la llegada de Gadafi al poder, que obligará a Nico y a Michele a emigrar a la Italia de sus antepasados. Allí Michele se convertirá en un joven comisario (una mezcla del comisario Brunetti y Frank Stolte) que, muy a su pesar,  deberá resolver el asesinato de una turista sudamericana.

Y esto es todo lo que voy a contar de la historia sin revelar nada...

La novela más que leerse, se devora, porque la narración es muy fluida, muy rápida y bastante adictiva. El escritor nos lleva a una espiral de acciones y reacciones de cuatro amigos que terminan siendo muy diferentes entre sí por los golpes que les da la vida... Muchos son los temas que se tocan en el libro: el odio, la venganza, el radicalismo, la superación, el miedo, la lucha por salir de la espiral de la violencia sin motivos... todo muy bien hilado y, como he dicho antes, muy fluido.

El mayor enemigo de este libro es la sinopsis de la portada, más que ayudar puede perjudicar ya que lo que cuenta es más de media novela.

Me ha gustado mucho y se la recomendaría a todos aquellos que quieren leerse una novela policíaca sencilla y sin pretensiones que te tiene pegado a sus páginas hasta el final.

RESEÑA REALIZADA POR SR. DIOX