miércoles, 9 de noviembre de 2016

RESEÑA: Los vigilantes del faro - Camilla Läckberg

¡Buenas tardes!

Ya estamos en la séptima historia de la saga de libros de Camilla Läckberg. Bajo el título de "Los vigilantes del faro", nos vamos de lleno a un tema demoledor y espinoso, un tema que hace pensar mucho al lector sobre la necesidad de acabar con una lacra que lleva mucho más tiempo en nuestra sociedad de lo que la gente piensa... 



LOS VIGILANTES DEL FARO, de CAMILLA LÄCKBERG
Nº de páginas: 448 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: MAEVA
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788415532798

SINOPSIS

El nuevo caso de la serie de Fjällbacka para Erica Falck y Patrik Hedström en la novela más espectral de Camilla Läckberg. Una historia de antiguas leyendas y tragedias familiares entre la década de 1870 y la época actual. 

Desde que Patrik se ha reincorporado al trabajo, Erica se dedica de lleno a sus gemelos, que nacieron prematuros. Apenas tiene tiempo para ir a visitar a Annie Wester, una compañera de instituto que acaba de regresar a Fjällbacka después de muchos años. Junto con su hijo Sam, Annie se ha instalado en el faro abandonado de la isla de Gråskär, propiedad de su familia. A pesar de los rumores que circulan por el pueblo sobre la leyenda de la «isla de los espíritus», en la que los muertos vagan libremente, no parecen importarle las voces extrañas que oye por la noche.

Además, su antiguo novio Matte Sverin, quien también ha pasado unos años en Estocolmo y acaba de empezar a trabajar en el Ayuntamiento de Fjällbacka, aparece asesinado. Annie es la última persona que lo ve con vida.

Estos sucesos le depararán a Patrik y a su eficaz colaboradora Paula muchos quebraderos de cabeza. Por su parte, Erica, que realiza su propia investigación en paralelo, conseguirá atar algunos cabos sueltos que serán de gran ayuda para la resolución del caso.

CRÍTICA

Camilla Läckberg nos lleva de nuevo a un crimen donde las piezas no encajan. La investigación policial comienza tras el asesinato de Matte Sverin, antiguo novio del instituto de Annie, amiga de Ericka. Matte trabajaba para el ayuntamiento como economista encargado de las cuentas del nuevo spa que va a ser inaugurado en la localidad. Tras unos días sin saber nada de su hijo, los padres de Matte entran en su casa y se encuentran el cuerpo de Matte, le han disparado un tiro en la nuca.  

La segunda historia del libro nos lleva a finales del siglo XIX a la isla de Graskär (isla de los espíritus) a través del relato de Emily sobre su vida en este lugar, donde se inculca que no hay que temer a los muertos, sino a los vivos. Es la primera vez que Läckberg nos habla de las leyendas populares suecas, introduciendo en la historia una serie de elementos paranormales que le dan un toque esotérico.

Esta vez, las dos historias nos van a llevar a un tema muy delicado y complicado, el tema de los malos tratos, el de las víctimas atrapadas en una espiral de la que no pueden salir, y cuando quieren, ya es demasiado tarde... 

En este tipo de historias suele haber testigos mudos, testigos que no quieren hablar, testigos involuntarios de un crimen que mienten para protegerse. El instinto de supervivencia se antepone al deber cívico de denunciar... y es que nadie desea verse implicado en un juicio que no va a garantizar que el acusado acabe en la cárcel si no más bien todo lo contrario, que la víctima esté aún más desamparada...

Annie, Madeleine y Emilie, tres historias que dejan el corazón encogido. Tres historias de amor y dolor, de sobrevivir y no querer hacerlo, tres historias donde la memoria termina borrando los malos recuerdos y se queda sólo con los buenos, para poder sobrevivir a la realidad que las rodea.

Un libro que hace pensar mucho sobre un tema que, lamentablemente, prolifera más en nuestra sociedad...

RESEÑA REALIZADA POR SKADHI