jueves, 1 de diciembre de 2016

RESEÑA: La gente feliz lee y toma café - Agnes Martin-Lugand

¡Buenos días!

Ya estamos de nuevo en el Callejón de las Historias esperando a nuestros visitantes para contaros las historias que se esconden en los libros.

Hoy nos paramos en unos libros cuyas historias contienen una lectura sobre la vida muy interesante...

La primera historia de hoy se esconde bajo el título de "La gente feliz lee y toma café", una historia sobre la vida, las segundas oportunidades y de momentos que pasan para no regresar jamás...



LA GENTE FELIZ LEE Y TOMA CAFÉ, de AGNES MARTIN-LUGAND
ALFAGUARA
Nº de páginas: 200 págs.
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788420416533
Año edición: 2014
Plaza de edición: MADRID

SINOPSIS

Tras la muerte de su marido y de su hija en un accidente, Diane lleva un año encerrada en casa, incapaz de retomar las riendas de su vida. Su único anclaje con el mundo real es Félix, su amigo y socio en el café literario La gente feliz lee y toma café, en el que Diane no ha vuelto a poner los pies.Decidida a darse una nueva oportunidad lejos de sus recuerdos, se instala en un pequeño pueblo de Irlanda, en una casa frente al mar. Los habitantes de Mulranny son alegres y amables, salvo Edward, su huraño y salvaje vecino, que la sacará de su indolencia despertando la ira, el odio y, muy a su pesar, la atracción. Pero ¿cómo enfrentarse a los nuevos sentimientos? Y luego, ¿qué hacer con ellos?


CRÍTICA

Voy a reconocer lo primero de todo, que no suelo ser muy lectora de libros cuya trama gire entorno a una historia de amor. Puede que sea por mi carácter, por mis gustos o por otras cuestiones, pero sea como fuere, este tipo de libros tiendo a dejarlos como la última opción en mi lectura.

Dicho esto... "La gente feliz lee y toma cafe", es una historia de amor... y algo más. 

La novela nos narra la vida de Diane, una mujer cuya vida carece de sentido desde la muerte de su marido y su hija. Desde el día en que ocurrió el accidente que acabó con la vida de las dos personas a las que más quería en este mundo, Diane no ha vuelto a salir de casa ni a relacionarse con la gente. Su vida transcurre en un eterno "día de la marmota", donde revive una y otra vez el último día que estuvo con ellos. No ha cambiado nada en la casa, no puede, no tiene fuerzas, no quiere olvidarlos... La única persona con la que se relaciona es con su mejor amigo, Félix, quien también es su socio en el café literario que ambos tienen y que da nombre al libro, "La gente feliz lee y toma café". 

A base de insistencia, Felix consigue hacer calar en Diane la idea de escapar de Paris para desconectar de un pasado que no deja vivir el presente a Diane, un presente que ella no quiere, que no soporta porque le hace daño a cada momento... Pero aún así, Diane rompe con su reclusión y decide irse lo más lejos posible de Paris, en este caso, a un pueblo de Irlanda, donde la vida parece que la tiene preparada una segunda oportunidad...

Hasta aquí voy a contar sobre la historia para no desvelar una segunda parte del libro que contiene sin duda, lo mejor de toda la historia. Puede que al principio de su lectura nos parezca que estamos leyendo una novela con un estilo muy parecido a las obras de Ana Gavalda, Marc Levy o escritores similares, y de hecho esa sensación se mantiene durante los primeros capítulos hasta que llegamos a mitad del libro y parece que la historia te deja caer pinceladas de que es una historia de amor al estilo clásico, el amor de las segundas oportunidades, de los corazones rotos que necesitan ser reparados... y sí, resulta ser así hasta casi el final de sus páginas, donde la historia nos deja lo mejor: un final inesperado.

Y eso es sin duda lo mejor del libro, el final, un final que no es el que parecía desde la mitad del libro, un final fresco, original y por qué no, atrevido. Indico lo de atrevido en el sentido de que puede que a quien guste de los finales "happy end" se encuentre con un final atípico, pero sinceramente, es lo que más me ha gustado de toda la novela.

El estilo, como es propio de este tipo de libros, es rápido y fluído, se lee con mucha facilidad y la autora no entra en juegos de tramas paralelas que puedan incordiar durante la lectura. La historia es la que es desde el principio hasta el final: una historia sencilla, plausible, cotidiana, de sentimientos, de segundas oportunidades y momentos que pasan para no regresar jamás... la vida tal cual es, con sus luces y sombras.

Recomendado para quien busque una historia sencilla y rápida de leer.

RESEÑA REALIZADA POR SKADHI