jueves, 23 de marzo de 2017

RESEÑA: Criadas y señoras - Kathryn Stockett




CRIADAS Y SEÑORAS, de KATHRYN STOCKETT
MAEVA
Nº páginas: 560 pags
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda bolsillo
ISBN: 9788415140047
Nº Edición:1ª
Año de edición:2010

SINOPSIS

Jackson, Misisipi, 1962. La joven Skeeter vuelve a su casa, sin la menor ilusión por buscarse un marido; ella sueña con una vida diferente, entregada a la literatura. Al conocer a Aibeleen y Minny, que como la mayoría de las mujeres negras de la ciudad se dedican a servir en las casas de los ricos, comienza a imaginar un proyecto clandestino y liberador.
Criadas y señoras permanece en la lista de los libros más vendidos en Estados Unidos desde su publicación, en febrero 2009. La historia de estas tres increíbles mujeres se ha convertido en un auténtico fenómeno literario, que ya ha sido traducido a más de veinte países. 

CRÍTICA

A veces, nos encontramos con libros cuya historia nos llega al corazón, ya sea por los personajes que por delante de nuestros ojos desfilan, o simplemente, porque la historia es de las que calan. 

Uno de esos libros es "Criadas y señoras", novela que nos ubica en los estados sureños de Estados Unidos en plenos años 60, cuando en esas zonas todavía existía una desigualdad abismal entre la gente blanca y la gente negra. Un período bastante triste de la historia americana más reciente.

Pero la autora no quiere centrarse únicamente en las penurias y humillaciones que sufrían las personas negras. Para ello, nos sitúa en la ciudad de Jackson, en el estado de Mississippi, donde Skeeter, una joven recien licenciada en la universidad, vuelve después de sus estudios con el pleno convencimiento de que no quiere ser como el resto de las mujeres de la localidad, mujeres blancas que matan su tiempo libre en reuniones y partidas de bridge mientras sus criadas negras son las que cuidan a sus hijos, limpian sus casas y aguantan unas miseras condiciones de trato. Skeeter quiere cambiar ese aspecto tan cruel de la sociedad que la rodea, y decide escribir un libro donde varias sirvientas negras cuenten su experiencia, si es que el miedo a ser humilladas y apaleadas las permite contar su vida. 

Es de esta forma como la autora decide presentarnos a otro de los personajes principales de la historia, Aibileen, una de las criadas de la ciudad, y la única sirvienta que al principio, decide ayudar a Skeeter con su libro y a conseguir que hable alguna criada más. Es a partir de aquí, cuando conoceremos al resto de los protagonistas, Miss Hilly, Minny y el resto de criadas, que nos presentarán, en ambos lados, la intolerancia existente ante la idea de integrar al pueblo negro, pero dicha intolerancia, como ya he mencionado anteriormente, será presentada tanto por blancos como por negros.

Hay personajes que despiertan en el lector un rechazo frontal a su mera existencia, y aunque en un principio podamos caer en el handicap de que es una novela nada más, lamentablemente hay que recordar que historias como las que nos cuenta Stockett ocurrieron en dichos estados sureños, y muchas personas sufrieron castigos terribles o incluso perdieron su vida por beber en la misma fuente que un blanco o incluso por mirarle a la cara. Uno de esos personajes que marcan la historia por su despotismo, intolerancia y crueldad, es sin duda Miss Hilly, mujer blanca de clase alta, racista, xenófoba, clasista, machista y cruel, que representa a la clase alta de esa época. Pero en el bando opuesto también nos encontramos con el marido de Minny, borracho, acosador, maltratador, hombre sin futuro que paga en su mujer la frustración por ser incapaz de poder avanzar en la vida por ser negro.

La recreación de la época está realizada de una manera exquisita por parte de la escritora. La historia irradia mucha ternura gracias a Skeeter y Aibileen, personajes muy bien presentados por la autora, que nos llevan de una manera fácil y amena a una historia que si bien por la época es bastante dura, los personajes despliegan ese aura de positividad y buenos sentimientos que hacen sentirse al lector como un personaje más del libro y engancharse a la historia hasta el final.

La amistad no conoce de razas, ideologías ni tipos de piel...

RESEÑA REALIZADA POR SKADHI