martes, 28 de marzo de 2017

RESEÑA: Flores de verano - Tamiki Hara

¡Buenos días!

Ya estamos aquí de nuevo para hablaros de algunas historias que han caído en nuestras manos y hemos tenido la suerte de poder conocer y vivir.

Hoy nos paramos en el Japón de la Segunda Guerra Mundial, concretamente el 6 de agosto de 1945 en Hiroshima, cuando estalló la bomba que cambió el mundo.

Bajo el título de "Flores de verano", su autor nos lleva a conocer cómo fue la vida antes, durante y después la caída de la bomba, y lo hace separando esos tres momentos en tres relatos que dejan al lector sin habla y con el alma en vilo... Tenéis que leerlo.



FLORES DE VERANO, de TAMIKI HARA
EDITORIAL IMPEDIMENTA
ISBN:978-84-15130-07-9
Encuad:Rústica
Formato:13 x 20 cm
Páginas:136
PVP:16,50 €

SINOPSIS 

Tamiki Hara, se hallaba en Hiroshima el día 6 de agosto de 1945, a las ocho y quince minutos, momento en que estalló la bomba que impondría una nueva manera de contemplar el mundo. Como él mismo describe en su impactante Flores de verano (obra ganadora del Premio Takitaro Minakami), en ese instante el autor se hallaba en una casa construida por su padre, lo suficientemente lejos del lugar de la explosión, gracias a lo cual pudo sobrevivir. Valiendose de tres momentos narrativos diferentes, Hara narra el antes, el durante y el después de la tragedia. Con un lenguaje exento de florituras, durísimo, preciso y contundente, pero lleno de una hermosura casi poética, el autor narra cómo afloran a su alrededor la confusión, la destrucción, el horror, y lo mejor y lo peor de la condición humana. 

Esta obra, de una crudeza inusual, sufrió durante años la censura que prohibía a los japoneses publicar ningún tipo de escrito sobre la guerra. Es la primera vez que se traduce al castellano.

CRÍTICA

Os aseguro una cosa, el día que encuentre un libro de la editorial IMPEDIMENTA que no me interese o no me guste, os lo diré, le haré una reseña de las mías cuando no me gusta un libro... pero de momento, y haciendo uso de mi memoria, de los once libros que me he leído de esta editorial, me han gustado todos!! Diferentes entre sí, estilos opuestos, antagónicos, etc... pero excelentes libros, tanto por el cuidado con el que es presentado por parte de la editorial, como por las historias que suelen albergar.

Hace poco tuve la suerte de leer "Flores de verano", de Tamiki Hara, uno de los autores japoneses más reconocidos y también desconocidos, que en este libro desata una crudeza dura, de la que hace daño, para denunciar un horror que el paso del tiempo no consigue borrar, y que no debe ser olvidado... el desastre atómico de Hiroshima, del que escritor fue testigo directo.

En este libro, maldito en Japón desde hace 60 años por tocar el tema de la bomba de Hiroshima, encontramos una historia dividida en tres partes, o tres historias cortas que juntas crean una sola historia, como se prefiera. La historia que nos encontramos nos cuenta, en primera persona, el momento exacto en que cayó la bomba sobre la ciudad de Hiroshima, las reacciones de esas personas que habitaban tranquilamente la ciudad y cuyas vidas fueron aniquiladas o transformadas para siempre.

Con un estilo preciso y detallista, que ralentiza el momento hasta casi hacerlo eterno, Hara nos muestra cómo fue la vida antes, durante y después la caída de la bomba, y lo hace separando esos tres momentos en tres relatos. El primer relato "Preludio a la aniquilación", nos muestra, de la mano del protagonista, el miedo de la población de la ciudad durante los días previos a sufrir un bombardeo, tras ver cómo otras ciudades sufrían ataques. En él, Hara nos muestra la incredulidad y el desasosiego de muchos de sus conciudadanos que no terminaban de entender la magnitud del conflicto bélico que les rodeaba y la dureza y crueldad que llevaba consigo. Era una guerra, una guerra en la que estaban metidos, pero que vivían como si fueran lejanos a ella, aquellas personas cuyas vidas giraban entorno a sus rutinas diarias y no pensaron ni imaginaron, ni en la peor de sus pesadillas, lo que les iba a llegar...

En el segundo relato, "Flores de verano", nos encontramos de lleno con el momento exacto en que cayó la bomba en la ciudad. Un momento descrito con sentimiento, sensibilidad, haciendo al silencio protagonista, haciendo que la impotencia coja las riendas de la historia y los protagonistas se vean sin salida ante el acontecimiento. Creemos estar seguros que esta parte de la historia es la más impactante, ya que Hara nos muestra ahora a las víctimas de un momento, un sólo momento, que rasgó y aniquiló vidas y vidas de personas inocentes que no tenían culpa de nada. Así, veremos cómo hubo gente que murieron al instante de la devastación, lo que parece una suerte si comprobamos después cómo otros sufrieron unas heridas que les acompañaron el resto de sus días, y unas consecuencias casi insoportables.

Pero es el momento después, el momento en que el protagonista, superviviente de la bomba, y resto de conciudadanos, retoman su conciencia sobre la barbarie y empiezan a buscar desesperadamente a sus personas queridas, cuando nos encontramos con un dolor que el alma casi no puede soportar... Hara nos muestra los sentimientos de las víctimas y las consecuencias del bombardeo para hacer una crítica sin tapujos al uso de este tipo de armas, de estos objetos que destruyen y siembran caos, arrancan vidas de personas anónimas y destrozan esperanzas sin posibilidad de recuperarlas. 

Con la piel de gallina, y con nuestra mente recreando tristemente ese recuerdo, nos adentramos en el tercer relato, "De las ruinas", donde nos encontramos con los supervivientes, incrédulos ante el hecho de haber sobrevivido a la barbarie, que nos contarán algunas de sus historias, dónde estaban, cómo sobrevivieron y por qué, y cómo en sus mentes y sus corazones, no pueden sentirse dichosos por tal hecho, ya que no pueden olvidar a quienes se los llevó la bomba, a quienes no volverán a ver... la amargura de sobrevivir y enterrar a quien no lo ha hecho, es un arma aún más cruel que la propia bomba, ya que devora poco a poco la vida de ellos...

En definitiva, un libro duro, con una historia que, aunque novelada, es parte de la vida del propio autor y nos la muestra con la literatura que caracteriza a los autores japoneses: sensibilidad, detallismo e intimismo, pero con una crítica dura sobre lo ocurrido, para despertar conciencias y que sirve de maravilloso ejemplo para que nunca más vuelva a ocurrir.

Hiroshima, seis de agosto de 1945, a las ocho y quince minutos, se paró la vida...

RESEÑA REALIZADA POR SKADHI