martes, 28 de marzo de 2017

RESEÑA: La bailarina - Ogai Mori

Siguiendo con la estela japonesa, otra de las historias que hemos leído que nos ha parecido deliciosa es "La bailarina", de Ogai Mori, donde seremos testigos de una historia de amor llena de intensidad y de sentimientos que chocan frontalmente contra las apariencias y las obligaciones... Siempre hay una pregunta cuando pasan estas cosas... ¿Por amor cambiarías la vida que te han marcado?




LA BAILARINA, de OGAI MORI
EDITORIAL IMPEDIMENTA
ISBN: 978-84-15130-15-4 
120 x 180 mm. 
80 páginas
9,57 euros sin IVA
9,95 euros IVA incluido

SINOPSIS

Hermosa alegoría sobre el amor y la renuncia, La bailarina es una de las piezas más delicadas del japonés Ogai Mori, máximo exponente, junto a Natsume Soseki, de la literatura nipona de la era Meiji. Fruto del viaje de su autor a Alemania, país al que se trasladó para perfeccionar sus estudios de Medicina, La bailarina narra, casi en una imagen especular de la Madame Butterfly de Puccinni, el improbable encuentro de Toyotaro Ota, un joven estudiante japonés, con una bailarina alemana, pobre y bellísima, que poco a poco lo va seduciendo hasta atraparlo. Toyotaro, que por educación posee un acerado sentido del honor, debe elegir entre su carrera y sus violentos sentimientos amorosos hacia la muchacha. La bailarina constituye una fábula de una sencillez pasmosa, que aúna amor, abandono y culpa. Un auténtico clásico de la literatura japonesa por fin recuperado en castellano.

CRÍTICA

De nuevo, nos volvemos a encontrar con una de nuestras editoriales favoritas, IMPEDIMENTA, quienes nos han deparado sorpresas muy agradables en más de una ocasión. Esta vez, es una novela corta la  que nos ha llamado la atención, "La bailarina". Nos ha atraído tanto por su portada, que evoca las ilustraciones japonesas clásicas, y que nos ha parecido francamente bella, como por la historia que en ella nos cuenta su autor, Ogai Mori, uno de los pocos autores japoneses que se atrevieron, a finales del s.XIX, junto con Soseki y Tanizaki, a incorporar toques del estilo narrativo occidental a una literatura japonesa bastante reacia a la modernización.

En "La bailarina", el autor nos convierte en espectadores privilegiados de una historia de amor llena de intensidad y de sentimientos que chocan frontalmente contra las apariencias y las obligaciones, una historia que nos atrapa de tal manera, que terminamos sintiendo como los protagonistas. Estamos ante una novela, que si bien es delgada en páginas, desborda por todos sus lados un torrente de sentimientos enfrentados e incontrolables: pasión, amor, tristeza, remordimientos, dolor.. y en general, todas aquellas sensaciones que arrastran, o mejor dicho, nos arrastran, cuando nos dejamos llevar por el corazón y callamos a la razón, actuando de una manera completamente diferente a la habitual que nos dictaría nuestra conciencia y nuestra obligación.

La historia principal, se encuentra rodeada de momentos y personajes, con los que el autor nos presenta diversos temas que nos permiten situarnos en la época: el choque cultural entre Asia y Occidente, un Japón que ve llegar la modernidad occidental a sus puertas tras siglos cerradas a lo foráneo, la forma de ser de la época, tanto del lado japonés como del europeo, la división de clases, el concepto del honor... nos encontramos ante una combinación de diversos temas que, entrelazados, nos forman la historia principal, el viaje y la estancia del protagonista, Toyotaro Ota en una Europa que se presenta ante el siglo XX con ideas renovadoras, y dejando el protagonista atrás, a un Japón aferrado a sus tradiciones milenarias...

Nuestro protagonista, Toyotaro Ota, es un joven japonés acostumbrado desde su infancia a agradar a los demás, dejando en un segundo término a sus sentimientos. Pero Ota no se da cuenta de ello hasta que llega a Europa a la edad de 25 años; hasta entonces, había sido un estudiante perfecto para honrar a su madre, un trabajador eficiente y valeroso para honrar a su jefe, un hombre ambicioso para honrar a su linaje... pero no había sentido, no había vivido. Es durante su estancia en Alemania, cuando al conocer a la frágil y bella Elise, su mundo organizado y perfectamente estructurado dará un vuelco... Y es que el amor tiene el poder de arrinconar al raciocinio cuando se siente en todo su poder, y cuando nos dejamos llevar por él, hasta el más arraigado de nuestros ideales puede llegar a perder todo su valor...

Durante esta historia de amor, nuestro protagonista conocerá la felicidad en todo aquello en lo que no se habría fijado antes, dando de lado a una serie de metas que anteriormente para él lo hubieran sido todo... Pero he aquí uno de esos momentos por los que todos hemos pasado y es cuando nuestro protagonista, Ota, debe decidir entre el sentimiento o la obligación, entre dejarse llevar por el amor o volver a una vida planificada por el honor, y ésa es una decisión que trastocará la vida de nuestros protagonistas para siempre...

Narrada la historia en primera persona, como si fuera un diario o cuaderno de viaje, el escritor nos hace partícipes de los estados emocionales por los que pasa nuestro protagonista durante la historia, de hecho, sin darnos cuenta, nos contagia sus sentimientos sin necesidad de un exceso de dramatismo pero con una excepcional selección de palabras que nos lleva a sufrir a momentos sensaciones de dolor, rabia, tristeza o cariño. Dicen que las mejores historias de amor son las que más duelen y hacen sufrir, y es probable que sea verdad, sobre todo, cuando en un momento dado, hay que elegir entre dos vías que no pueden ir juntas en el mismo camino, e indiferentemente de la decisión que se tome, la vida de los afectados por esa decisión, no volverá a ser la misma... ni Ota ni Elise volverán a ser cómo cuando se conocieron.

Y es que el libro nos lleva a replantearnos la pregunta existencial de si merece la pena llevar una vida como nos han dicho que debemos llevarla sin apartarnos del camino dictado, no mirando alternativas, no permitiendo que la razón calle cuando en algún determinado momento el corazón hable y aquello que diga no sea lo lógico que nos han enseñado... una pregunta muy difícil de responder y que, casi siempre, la respuesta dada no suele ser acertada para todos...

¿Por amor cambiarías la vida que te has marcado?

RESEÑA REALIZADA POR SKADHI