lunes, 1 de mayo de 2017

RESEÑA: Soy un gato - Natsume Soseki

¡Buenos días!

Lamentamos el haber estado ausentes durante estos días, pero un fallo informático nos ha impedido poder conectar y estar con vosotros para hablaros de historias nuevas que van a salir al mercado y de lo que opinamos de algunas que ya están...

Por desgracia, os habíamos preparado un especial para el Día del Libro que ya se ha quedado obsoleto... Pero llegamos a tiempo para el Día de la Madre, así que a partir de mañana, os hablaremos de historias escondidas entre las páginas de unos libros que serían perfectos para regalar a nuestras madres.

Hoy, mientras tanto, os vamos a hablar de varias historias que nos gustaron mucho y que queremos haceros llegar. La primera de ellas nos lleva al lado de uno de los grandes maestros que ha dado la literatura japonesa, Natsume Soseki.

De su manos conoceremos la historia de "Soy un gato", donde nos meteremos en el pellejo de un felino muy particular, para conocer a una serie de personajes originales donde los haya, representaciones andantes de las costumbres milenarias japonesas, tan reacias a la entrada de lo occidental. Una historia con un humor mordaz y ácido que os gustará...



SOY UN GATO, de NATSUME SOSEKI
IMPEDIMENTA     
Nº páginas: 646 pags
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788493760151
Nº Edición:10ª
Año de edición:2010
Plaza edición: MADRID

SINOPSIS

«Soy un gato, aunque todavía no tengo nombre.» Así comienza la primera y más hilarante novela de Natsume Soseki, una auténtica obra maestra de la literatura japonesa, que narra las aventuras de un desdeñoso felino que cohabita, de modo accidental, con un grupo de grotescos personajes, miembros todos ellos de la bienpensante clase media tokiota: el dispéptico profesor Kushami y su familia, teóricos dueños de la casa donde vive el gato; el mejor amigo del profesor, el charlatán e irritante Meitei; o el joven estudioso Kangetsu, que día sí, día no, intenta arreglárselas para conquistar a la hija de los vecinos. Escrita justo antes de su aclamada novela Botchan, Soy un gato es una sátira descarnada de la burguesía Meiji. Dotada de un ingenio a prueba de bombas y de un humor sardónico, recorre las peripecias de un voluble filósofo gatuno que no se cansa de hacer los comentarios más incisivos sobre la disparatada tropa de seres humanos con la que le ha tocado convivir. 

CRÍTICA

Bajo la mirada inteligente y perspicaz de un gato sin nombre, Soseki nos realiza una excelente crítica, mordaz y a ratos irónica, de la sociedad japonesa de su época. Con un estilo depurado, elaborado y de una gran calidad literaria, el autor nos lleva a mirar a través de los ojos de este felino e intentar comprender el comportamiento de la sociedad japonesa que lo rodea, una sociedad que prefiere encerrarse en sus costumbres y en su modo de vida, aislarse del mundo que los rodea con murallas que cierran sus hogares, que  abrirse a la posibilidad de poder relacionarse con extraños.

Con nuestro protagonista felino, conoceremos a una serie de personajes cuyo estilo de actuar y pensar son ya clásicos en las novelas de Soseki. Personajes estereotipados que nos muestran la grandeza y miseria del caracter genuino que el escritor les ha otorgado a cada uno. Representaciones andantes de las costumbres milenarias japonesas, tan reacias a la entrada de lo occidental. Merece la pena destacar al profesor Kushami, sus peripecias y conversaciones sublimes que mantiene con su mujer, con sus traviesas hijas, y con la gran cantidad de amigos que van apareciendo en la casa, eje central de la novela desde donde observamos a cada uno de los protagonistas en sus quehaceres diarios.

En resumen, excelente novela de una gran calidad literaria, como casi toda la obra de Soseki, donde podemos comprobar el detallismo y la perfecta recreación de conversaciones que dan mucho jugo y sustentan la base de la historia que nos narra. Toques irónicos que mejoran en general la historia de nuestro protagonista felino, este gato sin nombre, filósofo y crítico con los humanos, a ratos mordaz, a ratos sentimental, y en general, un espejo donde podemos ver nuestras virtudes y defectos.

Soseki en estado puro...

RESEÑA REALIZADA POR SKADHI.