martes, 6 de junio de 2017

RESEÑA: El guardián entre el centeno - J.D. Salinger




EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO, DE J. D. SALINGER
ALIANZA EDITORIAL
Colección: Libros Singulares (LS)
Publicación: 25 de febrero de 2016
Precio: 12,00 €
I.S.B.N.: 978-84-9104-257-0
Formato: Estándar, Papel
Tamaño: 13,00 x 20,00
Páginas: 280 
Edición: 01ª edición

SINOPSIS

Las peripecias del adolescente Holden Cauldfield en una Nueva York que se recupera de la guerra influyeron en sucesivas generaciones de todo el mundo. En su confesión sincera y sin tapujos, muy lejos de la visión almibarada de la adolescencia que imperó hasta entonces, Holden nos desvela la realidad de un muchacho enfrentado al fracaso escolar, a las rígidas normas de una familia tradicional, a la experiencia de la sexualidad más allá del mero deseo.

CRÍTICA

Este es uno de esos libros que caen en tus manos por casualidad, a principios de los noventa era una lectura obligatoria en los institutos, y desde entonces, es un libro que leo todos los veranos.

El guardián entre el centeno es un libro que debe leerse en un momento determinado, en la adolescencia, o bien cuando estás en una época de cambios, porque es en ese momento cuando comprendes todo su sentido.

Quisiera empezar desmitificando esta obra y decir que su leyenda maldita de ser libro de cabecera de asesinos es totalmente falsa, no tiene que ver con la violencia ni tampoco incita a ella.

El protagonista, Holden Cauldfield, es un chico de 16 años que ha sido expulsado de un internado de gente bien, como no quiere decepcionar de nuevo a sus padres, emprende una huida hacía delante. Holden es un chico que no sabe lo que quiere, todo le parece mal, es sarcástico y arisco, un adolescente en busca del sentido de su vida... Aunque pueda parecer un personaje irritante, a mi me parece honesto y puro, no pretende hacer daño a nadie, al contrario, sorprende en sus conversaciones, como la que tiene lugar con su hermana pequeña, cuando ella le pregunta qué quiere ser, y él hace alusión a un poema, sería el guardián entre el centeno y evitaría que los niños cayesen a un precipicio; cuando se lee esta parte del libro es cuando se comprende al personaje, y no puedes evitar sentirte un poco como él, quisiera proteger a la infancia en ese momento donde la felicidad es plena y que nadie debería estropear.

Destaca en esta obra que el autor la escribe en primera persona, lo que le imprime un carácter personal y hace que te involucres con el personaje, que termines formando parte de su vida. Nos narra ese paso de la adolescencia a la madurez, siempre traumático y atemporal, para el que nadie está preparado y que debemos afrontar todos.

Imprescindible, un libro que todo el mundo debería leer al menos una vez en la vida, un clásico de la literatura universal.

RESEÑA REALIZADA POR SKADHI