miércoles, 13 de septiembre de 2017

El Ángel Rojo lo prometió... "Os salvaré la vida"

¡Buenos días!

Ya estamos aquí de nuevo para hablaros de algunas historias que han salido este mes de septiembre y ya están en las librerías.

Hoy nos paramos en la novela ganadora del premio de novela histórica Alfonso X El Sabio, "Os salvaré la vida", escrita por Joaquín Leguina y Ruben Buren.

En "Os salvaré la vida", nos narran la vida de Melchor Rodríguez, más conocido como El Ángel Rojo, quien defendió, poniendo en riesgo su propia vida, todo aquello en lo que creía y poniendo fin a las sacas producidas a principios de la guerra, sacas que se cobraron la vida de miles de españoles. Melchor Rodriguez fue director de prisiones, donde evitó vejaciones y ejecuciones irregulares y arbitrarias. Tras la guerra, fue detenido y juzgado. En uno de los consejos de guerra al que fue sometido, el testimonio del general del bando nacional Muñoz Grandes y miles de firmas de personas a las que salvó, evitaron que fuera condenado a muerte.

Una historia intensa que nos lleva a una etapa reciente de nuestra historia que no debe ser olvidada...




OS SALVARÉ LA VIDA, de JOAQUIN LEGUINA Y RUBEN BUREN
Nº de páginas: 350 págs.
Encuadernación: Tapa dura
Editorial: S.L.U. ESPASA LIBROS
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788467050516

SINOPSIS

«Se puede morir por las ideas, pero nunca matar por ellas». Una novela sobre Melchor Rodríguez, El Ángel Rojo, un héroe que salvó miles de vidas en una de las épocas más oscuras de nuestra historia.

Os salvaré la vida es una sólida y emocionante novela que recrea la vida de Melchor Rodríguez, personaje histórico y singular absolutamente apasionante con un papel infravalorado hasta ahora durante la Guerra Civil y en la trayectoria del anarcosindicalismo español. El Ángel Rojo, como es conocido, defendió a ultranza siempre, aun a riesgo de su propia vida, todo aquello en lo que creía y puso fin a las lamentables sacas producidas a principios de la guerra, sacas que se cobraron la vida de miles de españoles. Director de Prisiones, evitó vejaciones en las cárceles y ejecuciones irregulares y arbitrarias. Tras la guerra, fue detenido y juzgado. En uno de los consejos de guerra al que fue sometido, en una escena casi de película, solo el testimonio del general del bando nacional Muñoz Grandes y miles de firmas de personas a las que había salvado, de todo sesgo político, evitaron que lo condenaran a pena de muerte. 

El relato de la figura de Melchor permite a los autores de la novela mostrar una parte de la historia de España; primero, centrándose en el microcosmos del palacio de Viana, donde conviven refugiados de toda índole y tendencia, los verdaderos protagonistas, y entre ellos, de forma destacada, la joven comunista Juana, herida en las calles y recogida por Melchor durante las revueltas entre cenetistas y socialistas contra los comunistas que siguen al golpe de Estado de Casado contra Negrín en las postrimerías de la guerra. A esta parte le siguen las dos restantes, en las que se ponen de manifiesto las luchas encarnizadas y también la vida personal y familiar de Melchor, a través de su hija Amapola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario